dijous, 25 de febrer de 2016



LA IMPORTANCIA DE LA CUTÍCULA

Las células vivas, que dan lugar a la uña, están en su base, a esa zona se la conoce como el nombre de Matriz, protegida por un repliegue de piel (repliegue periungueal), que es una prolongación de la capa córnea denominado CUTÍCULA, esta protege no sólo la matriz, sino también los laterales de la lámina de la uña. Esta formada por queratina blanda y sometida a tensiones considerables cuando la lámina crece.

Una cutícula demasiado grande es antiestética. Este exceso puede corregirse retirándola hacia atrás, con un ablandamiento precio que se realiza con un producto especial, denominado ablandador de cutícula y eliminándola mediante la aplicación controlada de un producto químico llamado quitacutículas.

El tratamiento de la cutícula debe hacerse de forma cuidadosa, porque si se realiza con una técnica inadecuada, se puede provocar infecciones y alteraciones dermatológicas.

LO QUE NUNCA SE DEBE HACER

CORTAR LA CUTÍCULA, YA QUE SU MISION ES PROTEGER LA MATRIZ DE BACTERIAS Y CUERPOS EXTRAÑOS, ADHIRIENDOSE ALREDEDOR DE LA UÑA PARA FORMAR UNA BARRERA CONTRA LAS INFECCIONES. ADEMÁS CUANDO SE CORTAN LAS CUTÍCULAS, SE ESTIMULA SU CRECIMIENTO.