dimarts, 9 de febrer de 2016

TECNICA METAMÓRFICA

Es una de las menos conocidas. Sus especialistas creen que nuestros pies representan todo nuestro ser. Nos mantienen en contacto con la tierra, soportan nuestro peso y, lo más importante, representan el movimiento, que es la cualidad esencial de los seres humanos. El movimiento es lo que permite que se produzca el cambio y el desarrollo. 
Es visto como el desencadenante de nuestra evolución, y en consecuencia es más fundamental que el intelecto.

La técnica metamórfica recibió originalmente el nombre de terapia prenatal por parte del naturópata y reflexología británico que la desarrolló, Robert St. John. Este utilizó la reflexología para tratar a niños mentalmente impedidos, pero descubrió que no ayudaba tanto como había esperado. Descubrió también que muchas de las dolencias que eran aliviadas trabajando sobre puntos reflejos específicos de la planta del pie podían aliviarse también cuando se actuaba solamente a lo largo del área refleja de la espina dorsal.
 ( El reflejo espinal sigue la curva interior del pie desde el dedo gordo del pie hasta el talón). También observó las diferentes psicológicas en los niños cuando eran estimulados esos reflejos, St John llego a la conclusión de que podía sobre imponerse un mapa psicológico reflejo sobre el mapa físico para conseguir cambios mucho mas fundamentales que simples mejorías en la salud.
Además, creía que esta técnica podía cambiar los esquemas de nuestras vidas, nuestra personalidad, comportamiento y salud, que se formaban mientras nos desarrollábamos en el seno materno. El apoyo a su teoría llegó cuando utilizo la técnica sobre un bebé con síndrome de Down y al cabo de un año el niño se volvió normal. Los especialistas siguen informando de notables éxitos con niños autistas y con síndrome de Down, pero los efectos tienden a ser más sutiles.

¿Qué es la técnica metamórfica?
La técnica metamórfica se refiere a transformación. No es una terapia o un tratamiento, sino una especie de desencadenante que pone en movimiento nuestra fuerza vital o nuestra energía interna. La técnica funciona sobre la base de que cada uno de nosotros tenemos una fuerza vital que puede cambiarnos en algo mas grande de lo que somos. De la misma forma que una oruga se transforma en una mariposa, nosotros también podemos cambiar y crecer. Nuestro desarrollo está restringido por nuestros cuerpos, pero esto no afecta nuestro potencial de crecimiento espiritual y emocional.
La misión del especialista metamórfico es despertar esta fuerza vital de modo que podamos realizar nuestro pleno potencial.

¿Cómo actúa?
Los especialista de la técnica metamórfica creen que la vida no empieza en el nacimiento, sino en la concepción. A lo largo de los nueve meses en el seno materno se establecen nuestros esquemas físicos, mentales, emocionales y de comportamiento. Los pensamientos, acciones, dieta y entorno de nuestros padres contribuyen a esos esquemas. Actuando sobre los puntos que se relacionan con todo el, los terapeutas afirman poder liberar sus estructura para permitir cambios.

¿Qué ocurre en una consulta?
Al contrario que otras terapias, el especialista no elabora un historial del caso. Le pedirá a usted que se sienta o se tienda, le quitara los zapatos y calcetines o medias. Probablemente se  sienta ligeramente a un lado antes que frente a usted, puesto que es importante para él permanecer no implicado, después de todo es un catalizador, no un terapeuta. Luego trabajara sobre cada pie, utilizando un movimiento ligero, rítmico, circular y sondeante. Actuara sobre los dos pies, concentrándose en el reflejo espinal a lo largo de la parte interior de cada uno.
Después trabajar las manos, desde el borde externo del pulgar y descendiendo hasta la muñeca, para terminar tocando la cabeza, a lo largo del centro de su cráneo, a lo largo de la base y luego subiendo por los lados hacia sus orejas.
Algunas personas afirman que el tratamiento les hace recordar escenas de su vida e incluso experiencias antes de su nacimiento, pero para mucha gente les hace sentir simplemente cómodos, dejándoles con una sensación requilibrada. El especialista puede sugerirle que vuelva usted al cabo de una semana o aguardar a ver si desea usted otra visita.
Los buenos especialistas no le presionaran, puesto que énfasis de la técnica reside en que usted se sienta dirigido por su fuerza vital, no por influencias externas.

¿Cuántas sesiones necesito?
No existe ningún periodo de tiempo establecido para el tratamiento. La mayoría de la gente mantiene sesiones semanales durante tanto tiempo como necesiten hasta sentir que pueden enfrentarse solos a sus problemas, otros pueden mantener tratamientos ocasionales.

¿En qué problemas puede ayudar?

La técnica no tiene por objetivo curar nada, sino que su meta es ayudar a la gente a realizar su potencial y a enfrentarse a dolencias o incapacidades físicas crónicas (a largo plazo) y a dolencias o incapacidades mentales a largo plazo. También es útil para las personas que se encuentran difícil cortar con relaciones o apartarse de circunstancias destructivas. Los especialistas afirman que la técnica es buena para los niños con dificultades de aprendizaje, síndrome de Down y autismo.